Siempre es un día perfecto para leer y cualquier día es mejor si leímos. Transformar esa experiencia en un club es un placer: elegimos un libro, se los mandamos a sus casas, lo leemos y entre todos compartimos nuestras lecturas.

 

Florencia Ure y Santiago Llach.